Cestería
/
Región de La Araucanía

Cestería en chupón de lago Budi

El sector de Piedra Alta se encuentra en la comuna de Puerto Saavedra a aproximadamente 15 km de la ciudad del mismo nombre. La localidad está inmersa en la cuenca del lago Budi o Budilafken en mapuzungun, en este lugar la cestería en tiene en sus raíces en la cultura mapuche williche, que nace con un objetivo completamente utilitario. Ancestralmente, las pilhuas eran creadas en el contexto de una forma de vida basada en el autoconsumo e intercambio de productos con otras localidades. Con el objetivo principal de almacenar alimentos, cagar cosechas o mariscar, entre otras necesidades. 

Desde hace aproximadamente ciento cincuenta años, principalmente mujeres han sido quienes incentivaban el aprendizaje y desarrollo de esta técnica, aunque en la actualidad la actividad la trabajan ambos sexos. Sin embargo, esta práctica posee un origen aún más antiguo, dado que responde a un acervo cultural mapuche williche.

Hasta el día de hoy se mantiene el trabajo con chupon (Greigia sphacelata) como materia prima, una especie nativa de Chile, para elaborar las pilhuas. Si bien las técnicas para la recolección, preparación de la materia prima y de entrelazado se mantienen casi intactas, estas son usadas no solo para crear objetos de uso doméstico, pues se han comenzado a crear objetos de uso decorativos. Así, las manos de los artesanos hoy en día crean no sólo pilhuas, sino que, además, otro tipo de bolsas y modificaciones a las pilhuas ancestrales.

En el proceso de elaboración de este tipo de cestería se utilizan los tallos más fuertes y flexibles de chupón, que se recolectan con guantes, púes las hojas de esta planta poseen espinas aserradas. Luego de la recolección, las hojas deben orearse al sol, para posteriormente limpiarse con un trapo de mezclilla, proceso que busca eliminar las espinas. 

Luego, con la ayuda de un partidor, herramienta de madera de 10 cm de largo con clavos en forma de peine, se procede a partir las hojas. Posteriormente, las hojas se deben secarse al sol o cerca de una cocina a leña, por aproximadamente 8 días, es en este proceso que las hojas verdes de chupón cambian su color al característico blanco o verde muy pálido que caracteriza las pilhuas. Para poder construir una soga con las hebras partidas y secas. Una vez terminada la soga, ésta se debe ovillar.

Recién en este paso se comienza a tejer la pilhua como tal; se comienza con el arco, que se coloca en las rodillas, luego el tejedor comienza a darle forma al tejido y al cabo de 3 horas, se concluye con las orejas asas de la pilhua.

Leer Más